Menta Acuática, misión anticontaminación

Botánica
menthe_full_screen.jpg

La menta, conocida por sus propiedades aromáticas y terapéuticas, viene usándose desde tiempos inmemoriales. De hecho, los arqueólogos han encontrado hojas de menta seca en tumbas egipcias que datan del siglo I D.C. Los asirios y los babilonios la usaban como ayuda a la digestión, mientras que los hebreos hacían con ella un aceite para el cuerpo. En cuanto a los griegos, estos prohibieron a los soldados usarla ya que la consideraban un afrodisiaco. Tras pasar un tiempo en el olvido por parte de Occidente, la menta recobró su importancia en nuestra farmacopea durante el siglo XVIII. Desde entonces, se ha convertido en una de las plantas más ampliamente usadas en el sector cosmético y farmacéutico.

champdementhe01_carre.jpg

Mentha aquatica L.

Los botánicos han identificado más de 70 variedades de menta: salvaje, marroquí, india, chicle, pimienta y albahaca, por nombrar algunas de ellas.

Originariamente procedente del sur de Europa, la Menta acuática es una planta típica de humedales, floreciendo sobre todo cerca de estanques, arroyos y ríos. También llamada “bálsamo de los ríos” o “menta de rana”, se caracteriza por sus tallos aterciopelados y acanalados, salpicados de hojas ovaladas y dentadas de entre 4 a 8 centímetros de longitud y un color verde pálido, a menudo teñidas de color púrpura. Esta planta perenne de la familia de las lamiáceas está presente en todos los continentes y florece de julio a octubre (en Francia) mostrando una multitud de pequeñas flores con cinco pétalos formando un bonito ramo redondeado en la punta, entre blanco y malva.

Los Laboratorios Klorane han mostrado su interés por la menta acuática –Mentha aquatica L.– debido a su alto contenido en mentol y polifenoles, sus probadas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, así como por el estudio de su acción descontaminante.

Acción depurativa XXL

La prestigiosa Universidad Tsinghua de China, reconocida por su trabajo en temas ambientales y ecológicos, ha destacado recientemente la capacidad de la Mentha aquatica L. para limpiar el agua dulce contaminada. Basándose en este descubrimiento, el Laboratorio CNRS del profesor Claude Grizon (Montpellier, Francia), especializado en la investigación de la fitodescontaminación, con el apoyo de la Fundación Klorane Botanical, ha comenzado a realizar experimentos sobre las propiedades descontaminantes de la menta en Saint-Laurent-le-Minier, en el corazón de las montañas Cevenas (Gard, Francia). El área fue explotada en la época galo-romana hasta su cierre hace 27 años. En este lugar, el agua sufre la contaminación por metales pesados. Con el apoyo de la Fundación Klorane Botanical, el laboratorio ha puesto en marcha un dispositivo de filtrado para efluentes contaminados en el lugar, utilizando el poder descontaminante natural de la Mentha aquatica L., antes de llegar los efluentes al río.

Este dispositivo opera en dos niveles: en primer lugar, existen columnas de filtración que contienen polvo de raíz de Menta acuática instaladas aguas arriba para recibir los efluentes de las minas y purificar el agua contaminada. A continuación, se sembraron las plantas de Menta acuática en un estanque para un nuevo filtrado del agua antes de llegar al río, utilizando para ello raíces vivas. Para llenar las columnas, se secan y trituran raíces de menta para usarse como filtro con el objeto de retener los metales pesados. Estos filtros se limpian regularmente y los metales retenidos son reciclados para su reutilización por la industria.

Un ciclo de descontaminación completa y totalmente natural. E increíblemente eficaz. Al cabo de unos meses, las muestras tomadas muestran una completa descontaminación de las aguas río abajo. La lucha continua recuperando completamente la pureza de este magnífico lugar, muy apreciado por excursionistas y familias

kl_lifestyle_photo_girl_feb2

La Menta Acuática al rescate del cuero cabelludo contaminado

Inspirado en la eficacia del poder descontaminante de la naturaleza, los botánicos de Klorane han estudiado los efectos descontaminantes de la Mentha aquatica L. en el cuero cabelludo.

Dado que la polución afecta a nuestro cuerpo y cabello a muchos niveles. Cuando vivimos en la ciudad, contaminantes como el ozono se asientan en nuestra cabeza y ahogan nuestro cuero cabelludo. A corto plazo, crean una sensación de tener un “cabello sin vida”. A largo plazo, los efectos de la polución, combinado con otros tipos de estrés oxidativo que a menudo aparecen en nuestras vidas urbanas en forma de humo y estrés, resultan en un cuero cabelludo dañado que imposibilita el crecimiento de un pelo hermoso y saludable.

Los resultados obtenidos con la Menta acuática en el cuero cabelludo y el cabello sometidos a contaminación urbana son simplemente positivos: cuero cabelludo desintoxicado y cabello protegido restaurado, lleno de vitalidad. Su eficacia anticontaminante está sobradamente probada.

Hemos decidido cultivar Menta acuática en nuestros campos del suroeste de Francia, según los principios del cultivo orgánico. Tras la cosecha, la Mentha aquatica L. se congela para preservar todo su frescor. A continuación, obtenemos un extracto puro de Menta acuática mediante extracción termomecánica (usando un método de extracción con disolventes derivados de la química verde). El extracto se utiliza para desarrollar una gama de cuidados para el cabello especialmente diseñados para aliviar el cabello y el cuero cabelludo dañados por la contaminación.

#FeelGoodActGood