kl_mag_change_my-herbarium_hyaluronic-acid-wheat 1920x483

MI HERBARIO Las fabulosas propiedades del trigo

Está a nuestro alrededor, nos acompaña desde nuestra infancia, está en nuestros productos y en nuestros platos. Permítenos hablarte de las plantas y de nuestros excepcionales ingredientes de origen natural.

Una belleza rubia como ninguna otra, el hermoso amarillo dorado de los campos de trigo en verano. Conocemos este alimento rico en vitaminas y las innegables virtudes de su germen. Ahora sabemos que, gracias a la fermentación de las bacterias presentes en los granos de trigo, podemos reconstituir una molécula excepcional: el ácido hialurónico, que tiene una potente acción hidratante. Cada molécula es capaz de retener más de 1000 veces su peso en agua, como una esponja. Veamos más de cerca esta sustancia con excelentes propiedades, fuente natural de juventud y fascinación. Mi abuela lo llamaba la fuente de la juventud . Eso sí, no todo eran granos de trigo...

  • <span class="ezstring-field">kl_oat_active-ingredient_field_plant_2017 -4- 367x460</span>
  • <span class="ezstring-field">kl_oat_active-ingredient_field_plant_2017 -12- 367x460</span>
  • <span class="ezstring-field">kl_oat_active-ingredient_field_plant_2017 -3- 367x460</span>

Durante mucho tiempo, este ingrediente se obtenía de la cresta del gallo. Tras la molienda, el tratamiento químico y la purificación, se extrajo el ácido hialurónico. Ahora es posible producir una alternativa de origen vegetal mediante un proceso de biofermentación.

Pero retrocedamos en el tiempo. ¿Cómo se descubrió? Presente desde el principio de los tiempos en todos los tejidos vivos, animales y vegetales, y en nuestro cuerpo, su estructura química fue identificada por Karl Meyer y John Palmer en 1934, mediante un proceso de aislamiento, en el humor vítreo de un ojo de toro. Entonces se dieron cuenta de que las moléculas de ácido hialurónico existen de forma natural en nuestro cuerpo, sobre todo en los cartílagos, los ojos y especialmente la piel. Existen dos formas de ácido hialurónico: el ácido hialurónico de alto peso molecular, que permanece en la superficie de la piel, en la epidermis, donde retiene el agua y evita que la piel se reseque, y el ácido hialurónico de bajo peso molecular, que penetra en la dermis, la capa profunda de la piel, donde refuerza el tono de la piel.

El ácido hialurónico se renueva constantemente, pero con la edad, la producción se ralentiza: a los 50 años, nuestra epidermis solo contiene la mitad de la cantidad inicial, lo que provoca flacidez y arrugas en la piel. Pero la buena noticia es que hoy sabemos cómo producirlo mediante un proceso de biosíntesis a través de la fermentación, utilizando granos de trigo de nuestros campos franceses y bacterias lácticas, para luego poder integrarlo en productos específicos para el cuidado de la piel. ¡Quiquiriquí!

Descubre nuestros tratamientos

CULTO
Sérum Despertar al Aciano BIO

Aciano Rostro

Sérum Despertar al Aciano BIO

Reafirma, Hidrata, Tonifica

CULTO
Gel Crema al agua de Aciano BIO y ácido hialurónico

Aciano Rostro

Gel Crema al agua de Aciano BIO y ácido hialurónico

Hidrata, Refresca, Rellena

Baño de hidratación noche al Aciano BIO

Aciano Rostro

Baño de hidratación noche al Aciano BIO

Regenera, Hidrata, Rellena

CULTO
Parches alisantes y antifatiga al Aciano BIO

Aciano Rostro

Parches alisantes y antifatiga al Aciano BIO

Hidrata, Descongestiona, Refresca

Volver al principio