Ritual de hidratación facial

Ritual de hidratación facial

¿El secreto de un cutis fresco y luminoso? Un ritual diario de hidratación compuesto por productos de cuidado facial ricos en activos de origen natural que respetan tu piel.

8 resultados

Más información
Más información

¿Por qué es importante hidratar la piel?

La piel es el único órgano del cuerpo humano en contacto con el exterior. Para funcionar correctamente, necesita agua: por eso se recomienda beber mucha agua para mantener la piel sana. Pero la hidratación también viene del exterior: el sebo que produce la piel de forma natural es el encargado de mantenerla correctamente hidratada. Pero no siempre es suficiente: la contaminación, el estrés o los cambios hormonales pueden resecar la piel y apagarla. 

Hidratar la piel con regularidad tiene muchos beneficios:

- Proteger la piel de las agresiones externas: los productos hidratantes refuerzan la barrera cutánea y ayudan a la piel a resistir las agresiones externas.

- Lucha contra el envejecimiento: a medida que envejecemos, a la piel le resulta cada vez más difícil mantenerse hidratada de forma natural y aparecen las arrugas. Hidratar la piel también es una forma de ralentizar los signos del envejecimiento. 

- Iluminar el cutis: la piel bien hidratada está suave y radiante.

¡La hidratación no es solo para las pieles secas!

Las personas con piel grasa o mixta suelen pensar que necesitan menos hidratación. De hecho, ¡es todo lo contrario! Cuando la piel está deshidratada, produce más sebo para compensar la falta de agua. Por ello, un ritual de hidratación suele ser la solución para que la piel sea menos grasa.

¿Cómo se hidrata la piel con un ritual?

Hay muchas cremas hidratantes en el mercado: ¿cómo elegir la más adecuada para tu piel? Sigue nuestros consejos para encontrar el producto perfecto.

Utiliza productos elaborados con ingredientes de origen natural 

Evita los productos que contengan alcohol o siliconas: estos ingredientes asfixian la piel y pueden provocar acné o irritaciones. Busca productos para el cuidado de la piel basados en ingredientes de origen natural y que contengan agentes hidratantes como:

- Ácido hialurónico, un activo capaz de retener hasta 1000 veces su peso en agua.

- Sulfato de dextrano, un potente descongestionante de origen vegetal.

- Extracto de aciano BIO, activo tradicional con propiedades calmantes.

- Extracto de edelweiss BIO, un ingrediente antioxidante muy eficaz.

Ritual hidratante para pieles normales o secas

Si tu piel es normal o seca, es decir, produce poco o escaso sebo, elige productos que la hidraten intensamente. Tu ritual de hidratación ideal consta de 2 pasos:

- Rellenar y proteger a diario con un producto para el cuidado de la piel de alta tolerancia como nuestra Crema al agua de Aciano BIO.

- Hidratar en profundidad con una mascarilla regeneradora de noche varias veces a la semana, como nuestro Baño de hidratación noche al Aciano BIO. 

No olvides prestar especial atención al contorno de los ojos, una zona que se deshidrata con frecuencia cuando se tiene la piel seca. También puedes utilizar un producto de cuidado de la piel diseñado especialmente para el contorno de los ojos, como el Roll on ojos antifatiga al Aciano BIO.

Ritual hidratante para pieles mixtas o grasas

Si tu piel tiende a ser grasa (especialmente en la zona T), una buena hidratación es esencial para mantener la grasa bajo control. Elige productos de textura ligera y no comedogénica para no asfixiar tu piel. Tu ritual de hidratación ideal consiste en:

- Tonificar y proteger la piel con un cuidado suavizante como nuestro Sérum Despertar al Aciano BIO.

- Hidratar y purificar la piel con cuidados seborreguladores como nuestra Crema purificante a la menta BIO.

¿Con qué frecuencia debe hidratarse la piel?

Sea cual sea tu tipo de piel, asegúrate de hidratarla al menos una vez al día, preferiblemente después de la ducha. Si tu piel está seca o parece deshidratada, puedes utilizar una crema hidratante varias veces al día. Además de tu ritual diario, utiliza una mascarilla de una a tres veces por semana para rehidratar tu piel en profundidad.

Encontrar el ritual adecuado para ti te ayudará a hidratar tu piel sin engrasarla

A muchas personas les preocupa que un ritual de hidratación sea demasiado para su piel, sobre todo a las que tienen la piel grasa o con tendencia acneica. Y es cierto que los productos diseñados para la piel seca no suelen ser adecuados para la piel grasa porque pueden obstruir los poros ya llenos de sebo e impedir que la piel respire. 

Si es tu caso, busca productos con base acuosa y textura ligera calificados como «no comedogénicos» (es decir, que no obstruyan los poros). ¡Obtendrás todos los beneficios de la hidratación sin asfixiar tu piel!

Volver al principio