Tips Navideños: Champús secos

¿Una solución para lograr un look de película sin apelmazar ni ahogar tu cabello? ¿Una solución para salvar tu melena en cualquier circunstancia?

Efectivamente, estamos hablando de los champús secos de Klorane.

Te contamos todos los detalles de este producto multifuncional que se convertirá en tu indispensable para el día a día y para estas fiestas.

Champús secos cesta navideña

¿Qué es un champú seco?

El champú seco o champú en spray, es un formato Waterless que contiene polvos ultra-absorbentes que ayudan absorber las impurezas y el sebo (principales causantes de que un cabello luzca graso o “sucio”) y de esta forma limpiar el cabello y el cuero cabelludo sin necesidad de agua. En Klorane, vamos un paso más allá y unimos las propiedades de los champús secos con las propiedades de nuestros activos como la Avena, la Ortiga, la Menta Acuática o el Lino.

¿Sabías que…?

En 1971, Klorane daba inventó los champús secos como una solución para poder mantener la higiene del cabello cuando no se podía utilizar agua. Desde entonces, nuestros champús secos no han parado de innovar y crecer.

¿Qué beneficios tiene un champú seco?

  1. En primer lugar, se trata de un champú. Por lo que es normal que su primer beneficio sea el de limpiar el cabello y el cuero cabelludo, pero sin la necesidad de agua.
  2. Ayuda a ahorrar tiempo: se trata de un gesto de limpieza exprés. En tan sólo 2 minutos el cabello está limpio, ligero, fresco y listo para salir.
  3. Ayuda a ahorrar agua: incluir un champú seco una vez a la semana para espaciar los lavados permite ahorrar hasta 500L de agua al año
  4. Volumen inmediato y duradero: un champú seco aporta volumen al cabello desde la raíz. Una alternativa perfecta a las lacas y espumas voluminizadoras que pueden llegar a ahogar y resecar al cabello, además de ensuciarlo de forma visibile.
  5. Textura y fijación: los polvos ultra-absorbentes de los champús secos elimina el exceso de sebo y contaminación, por lo que el cabello queda mucho más ligero y permite la creación de looks y peinados diferentes, sin necesidad de lacas, gominas o ceras.
Champú seco Avena y ortiga
Champú Seco a la Ortiga
Champú seco al Lino BIO
Champú seco a la Menta Acuatica
Champú seco a la Avena

8 consejos sobre los champús secos

  1. Si tienes el cabello fino y le falta volumen, tu aliado ideal es el CHAMPÚ SECO AL LINO: gracias a los mucílagos del lino, que actúan como soportes naturales, el cabello gana cuerpo y volumen desde la raíz. Aunque el resto de los champús secos Klorane aporten volumen, el champú seco al Lino es el voluminizador por excelencia.
  2. Si quieres aportar forma y textura a tu cabello, después de aplicar el champú seco, completa tu peinado empleando un secador con aire frío.
  3. Si tienes tendencia a que se te engrase muy rápidamente, tu champú ideal es el CHAMPÚ SECO A LA ORTIGA, que gracias a las propiedades seborreguladoras de la ortiga, te ayudará a espaciar los lavados como si no tuvieras el cabello graso.
  4. Si el flequillo se te ensucia antes que el resto del cabello usa el champú en seco solo en esta zona para evitar tener que lavar todo el cabello.
  5. Si quieres fijar un peinado sin recurrir a la laca, es una opción perfecta para mantener en su sitio desde unas ondas hasta cualquier tipo de recogido. Eso sí, aplica el producto antes de realizar el peinado.
  6. También un buen aliado de los cabellos con color. Para prolongar la coloración utilizar el CHAMPÚ EN SECO EXTRASUAVE A LA AVENA durante los primeros días. Con ello permite retrasar el primer lavado evitando así la degradación del color y conservando un color resplandeciente.
  7. Si notas que tu cabello acumula mucha contaminación cuando llegas a casa después de un largo día en la ciudad, el CHAMPÚ EN SECO DETOX A LA MENTA es para ti. La menta posee propiedades detoxificantes y anticontaminación, perfecto para proteger el cabello del medio urbano y aportar frescor.
  8. Después de una sesión de gimnasio o antes de una cena son algunas de las muchas ocasiones en las que preferimos evitar el lavado del cabello o darle ese toque de volumen extra sin dedicarle mucho tiempo, ya sea por falta de horas o por aguantar un día más el lavado.

Como puedes ver, ¡hay un champú seco para cada necesidad!

Y super fácil de aplicar

Para lograr buenos resultados, una de las principales claves es vaporizarlo siempre a distancia, aproximadamente a unos 15 centímetros del cabello. Se recomienda dividir el pelo en mechones y repartirlos en las zonas que notemos más grasas. A veces, solo vamos a necesitar en la zona de la raíz o en el flequillo, típicamente zonas que acumulan más rápidamente la grasa, sin tener que limpiar todo el pelo.

El truco para que no te queden restos blancos: aplícatelo y déjalo actuar durante 2 minutos. Una vez transcurrido este tiempo cepillar bien para eliminar cualquier tipo de residuos. Si, por lo contrario, tienes un pelo rizado y no puedes peinártelo, aplícatelo la noche anterior y masajea la raíz como si te estuvieras enjabonando. Por la mañana, todo el producto se habrá absorbido y tendrá un aspecto de recién lavado.

Aplicación champú seco